De acuerdo con un reporte del Bloomberg New Energy Finance (BNEF), a pesar de los intentos del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, por revitalizar a la industria del carbón en su país, ésta seguirá presentando de decremento en los meses por venir. La respuesta a esto yace en que el precio del almacenamiento en baterías ha presentado una caída de 79% desde el 2010.

Sin embargo, el mismo reporte indica que el precio de la energía eólica y solar cayó en un 18% en el último año. Así mismo, se espera que ambas sigan rebajando sus precios debido a la baja en sus costos capitales, su alta eficiencia y el crecimiento de la competencia dentro de este ramo en Estados Unidos.

BNEF también apuntó que durante la primera mitad de 2018 el Levelized Cost of Electricity (Costo nivelizado de electricidad, LCOE por sus siglas en inglés) global será de $55 dólares por megawatt/hora para la energía terrestre, el cual representa un costo 18% menos en comparación del mismo periodo de tiempo en 2017.

Por su parte, el costo de la energía eólica será de $118 dólares, es decir, rebajará en un 5%.

Desde 2009, BNEF se ha encargado de llevar registros en cuanto al costo de la producción de energías renovables y comentaron que la energía solar fotovoltaica ha bajado en un 77% y que la eólica en un 38%. Mientras que los costos del carbón, gas, nuclear e hidroeléctrica a gran escala han tenida una disminución modesta.

Vía Forbes