En años recientes las reservas petroleras a nivel mundial han estado disminuyendo y ha sido necesario buscar más yacimientos de esta sustancia en regiones de acceso más difícil, por lo que su precio está aumentando de manera constante.

En una situación parecida se encuentran las reservas de gas natural, pues suelen ir asociadas con el petróleo o el carbón. Todos estos combustibles actualmente son los más usados para la generación de energía, pero su naturaleza no renovable y contaminante trae serias desventajas.

A causa de eso es que últimamente el uso de energía renovable como el uso de las mareas, el viento y el sol han estado recibiendo mayor inversión e interés tanto de parte del sector privado como el gubernamental y la misma sociedad.

Una de las opciones más utilizadas es el uso de paneles solares, pues éstos requieren bastante menos mantenimiento que las turbinas eólicas o las plantas mareomotrices, las cuales tienen muchas partes móviles o se desgastan más rápido debido a la naturaleza del ambiente al que se exponen, como es el caso del mar.

Además el precio de los paneles solares se está reduciendo a un ritmo más acelerado que el de las otras opciones ecológicas, pues hay mayor demanda dado que se puede generar energía solar en casi cualquier parte del mundo, cosa que no siempre es posible con otras alternativas.

El mundo está cambiando y estamos viviendo una transición histórica en la que todos podemos participar mediante la energía renovable y el uso de electrónicos de mayor eficiencia y duración que tecnologías anteriores.